Herbert Spencer fue un naturalista, filósofo, sociólogo, antropólogo y psicólogo británico. Es considerado como una de las figuras más destacadas del evolucionismo filosófico así como uno de los pensadores positivistas más importantes. Además es considerado como el fundador del Darwinismo Social.

Herbert Spencer: Biografía Corta, Pensamiento, Teorías y Aportaciones

Biografía

Herbert Spencer nació en Derby, Inglaterra, el 27 de abril de 1820.

Spencer fue educado en la ciencia empírica por su padre, mientras que los miembros de la Sociedad filosófica de Derby le presentaron conceptos predarwinianos de la evolución biológica. Su tío completó la limitada enseñanza formal de Spencer enseñándole algo de matemáticas, física y latín.

Aparte de ello, Spencer fue un autodidacta que adquirió la mayor parte de sus conocimientos de lecturas y conversaciones con sus amigos y conocidos.

Trabajó como ingeniero civil durante el auge de los ferrocarriles de la década de 1830, mientras se dedicaba también a escribir para revistas provinciales.

Entre 1848 y 1853 se desempeñó como subeditor de la revista de libre comercio The Economist.

Para 1870 ya se había convertido en el más famoso filósofo de la época. Para ese entonces ya era capaz de mantenerse a sí mismo únicamente del beneficio de la venta de sus libros y publicaciones.

Las últimas décadas de la vida de Spencer se caracterizaron por una creciente desilusión y soledad. Nunca se casó, y después de 1855 se había convertido en un hipocondríaco perpetuo que se quejaba de un sin fin de dolores y enfermedades que ningún médico pudo diagnosticar.

En 1902, poco antes de su muerte, Spencer fue nominado para el Premio Nobel de Literatura.

Pensamiento

Predijo que la humanidad eventualmente se adaptaría completamente a las exigencias de la vida en la sociedad con la consecuente desaparición del estado.

Exploró una base fisiológica para la psicología. Creía en la suposición fundamental de que la mente humana era sujeta a las leyes naturales y que éstas podrían ser descubiertas en el marco de la biología general.

Spencer argumentó que el Estado no era una institución «esencial» y que se «descompondría» conforme la organización voluntaria de mercado reemplazara los aspectos coercitivos del Estado. También argumentó que el individuo tenía un «derecho a ignorar el Estado».

Teorías

La Filosofía Sintética

El sistema filosófico de Spencer parecía demostrar que era posible creer en la perfección última de la humanidad sobre la base de las concepciones científicas avanzadas, como el primer principio de la termodinámica y de la evolución biológica. En esencia, la visión filosófica de Spencer estaba formada por una combinación de deísmo y positivismo.

Siguió al positivismo en su insistencia en que sólo era posible tener un conocimiento real de los fenómenos y por lo tanto que era ocioso especular sobre la naturaleza de la realidad última.

Uno de los objetivos de la filosofía sintética fue demostrar que no había excepciones para ser capaz de descubrir las explicaciones científicas, en forma de leyes naturales, de todos los fenómenos del universo. Otra de sus metas fue mostrar que estas mismas leyes condujeron inexorablemente al progreso.

La Evolución

Spencer postuló que todas las estructuras en el universo se desarrollan a partir de una simple e indiferenciada homogeneidad a una compleja y diferenciada heterogeneidad, siendo acompañadas por un proceso de mayor integración de las partes diferenciadas. Este proceso evolutivo se puede encontrar en funcionamiento, a través del cosmos.

A diferencia de Darwin, sostuvo que la evolución tenía una dirección y un punto final, la consecución de un estado final de equilibrio.

Spencer afirmó que la mente del hombre había evolucionado de la misma manera a partir de las simples respuestas automáticas de los animales inferiores al proceso de razonamiento en el hombre de pensamiento.

Spencer creía en dos tipos de conocimiento: el conocimiento adquirido por el individuo y los conocimientos adquiridos por la raza. La intuición, o el conocimiento aprendido de manera inconsciente, fue la experiencia heredada de la raza.

La Sociedad

Para Spencer una sociedad es un organismo. Tiene vida, crece, sus elementos se multiplican y se diferencian entre sí.

Creía que existían dos tipos de sociedades: la militante y la industrial, las cuales correspondían a la progresión evolutiva. La sociedad militante se estructuraba en torno a las relaciones de jerarquía y la obediencia, era simple y no diferenciada; mientras que la sociedad industrial se basaba en las obligaciones sociales voluntarias, contractualmente asumidas, era compleja y diferenciada.

Aportaciones

Spencer desarrolló una concepción omnímoda de la evolución como el desarrollo progresivo del mundo físico, los organismos biológicos, la mente humana, la cultura humana y las sociedades.

Como polímata, contribuyó a una amplia gama de temas, incluyendo la ética, la religión, la antropología, la economía, la teoría política, la filosofía, la literatura, la astronomía, la biología, la sociología y la psicología.

Fue un entusiasta exponente de la evolución e incluso escribió acerca de la evolución antes de que lo hiciera Darwin.

Desde el punto de vista sociológico cabe considerarle como primer autor que utilizó de forma sistemática los conceptos de estructura y función. Por otra parte, concibió la sociología como un instrumento dinámico al servicio de la reforma social.

Spencer también inventó un precursor del clip de papel moderno, aunque se parecía más a un pasador de chaveta moderno.

Muerte

Herbert Spencer falleció en Brighton, Inglaterra, el 8 de diciembre de 1903. Sus cenizas están enterradas en el Cementerio de Highgate de Londres frente a la tumba de Karl Marx.