Inicio Literatura Cuentos La Gama Ciega: Resumen, Tema y Personajes

La Gama Ciega: Resumen, Tema y Personajes

La Gama Ciega es un cuento de Horacio Quiroga, publicado en el libro Cuentos de la Selva en 1918.

La Gama Ciega: Resumen, Tema y Personajes

Resumen

Un venado o gama tuvo dos hijos mellizos, cosa rara entre los venados.

Un gato montés se comió a uno de ellos, y quedó solamente la hembra.

Su madre le hacía repetir todas la mañanas, al rayar el día, la oración de los venados. Estos consejos incluían: oler bien primero las hojas antes de comerlas, porque algunas son venenosas; mirar bien el río y quedarse quieto antes de bajar a beber, para estar seguro de que no hay yacarés; cada cierto tiempo levantar bien alto la cabeza y oler el viento, para sentir el olor del tigre; y al comer pasto del suelo, mirar siempre antes los yuyos, para ver si hay víboras.

Un día, la gamita traviesa, recorrió el bosque y vio en un árbol muchas bolitas juntas que colgaban. Dio un cabezazo a aquellas cosas. Las bolitas se rajaron, caían gotas; y de allí salieron mosquitas rubias. La gama se acercó y probó una gota; se relamió con gran placer: aquellas gotas eran miel. Se trataba de un panal de abejas sin aguijón.

La gamita se tomó toda la miel rápidamente, y fue a contarle a su mamá, quien la reprendió seriamente, indicándole que había tenido suerte de no pasarle nada.

La gamita, no hizo caso a los consejos de mamá y nuevamente se acercó a un nido, pensando que obtendría miel; no obstante era un nido de avispas, las cuales salieron a picarle todo el cuerpo. La gamita, corrió gritando de dolor, no veía nada: estaba ciega. Desesperadamente llamó a su mamá, quien la encontró y la llevó a casa.

La madre, para curar a su hija, fue en busca de un cazador bueno que hacía remedios caseros. Antes de partir quiso ir a pedir una carta de recomendación al oso hormiguero, que era gran amigo del hombre. El oso hormiguero le entregó una cabeza seca de víbora que tenía aún los colmillos venenosos.

Al llegar al pueblo, buscaron al hombre, quien le examinó los ojos a la gamita y le dio una pomada y unos lentes y la gamita se curó.

La gamita quería a toda costa pagarle al hombre que tan bueno había sido con ella, así que le llevó plumas de garza que valen mucho dinero. Desde entonces la gamita y el cazador fueron grandes amigos. Ella se empeñaba siempre en llevarle las plumas, y él le daba un jarro lleno de miel.

Personajes

• Cazador
• Gamita
• Madre gama

Análisis

Este cuento infantil habla de la prudencia y de las consecuencias de desobedecer los consejos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.