Sor Juana Inés de la Cruz fue una religiosa de la Orden de San Jerónimo y escritora novohispana.

Sor Juana Inés de la Cruz: Biografía Corta y Obras

Se le considera como una de las mayores exponentes del Siglo de Oro de la literatura en español así como la poeta mexicana más destacada del Barroco.

Teniendo en cuenta la época que le tocó vivir fue una mujer que se adelantó a su tiempo logrando superar las fronteras impuestas socialmente en tiempos coloniales a las mujeres.

Biografía

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana nació en San Miguel Nepantla, México, el 12 de noviembre de 1651.

Fue una niña prodigio. Aprendió a leer y a escribir a los tres años. De niña pasó su infancia donde su abuelo y allí aprendió náhuatl con los esclavos de las haciendas. A los ocho años ya había escrito su primera loa eucarística. Su gusto por la lectura lo inició gracias a la biblioteca de su abuelo. Aprendió todo cuanto era conocido en su época, leyó a los clásicos griegos y romanos, y la teología.

Entre 1664 y 1665, ingresó a la corte del virrey Antonio Sebastián de Toledo, marqués de Mancera como dama de compañía de la virreina, debido a que la corte virreinal era uno de los lugares más cultos e ilustrados del virreinato. El ambiente y la protección de los virreyes marcaron decisivamente la producción literaria de Juana Inés. Por entonces ya era conocida su inteligencia y su sagacidad, y logró aprender latín en tan sólo 20 lecciones.

Su afán por saber era tal que intentó convencer a su madre de que la enviase a la Universidad disfrazada de hombre.

En 1669, por anhelo de conocimiento, ingresó a la vida monástica en la Orden de San Jerónimo. Allí permaneció el resto de su vida, pues los estatutos de la orden le permitían estudiar, escribir, celebrar tertulias y recibir visitas.

Hacia 1693 dejó de escribir y pareció dedicarse más a labores religiosas. Hasta la fecha no se conoce con precisión el motivo de tal cambio.

Obras

Cultivó la lírica, el auto sacramental y el teatro, así como la prosa.

La producción lírica de Sor Juana, que supone la mitad de su obra, es un crisol donde convergen la cultura de una Nueva España en apogeo, el culteranismo de Góngora y la obra conceptista de Quevedo y Calderón.

La obra dramática de sor Juana va de lo religioso a lo profano.

Entre sus principales obras encontramos a:

• Amor es más laberinto
• Carta atenagórica
• El cetro de José
• El divino Narciso
• El mártir del sacramento
• Los empeños de una casa
• Neptuno alegórico
• Primero sueño
• Respuesta a Sor Filotea de la Cruz,

Muerte

Sor Juana Inés de la Cruz falleció en México, el 17 de abril de 1695, a causa de una epidemia.