Thomas Hobbes fue un filósofo inglés considerado uno de los fundadores de la filosofía política moderna así como el teórico por excelencia del absolutismo político. Es famoso por su obra “Leviatán”.

Thomas Hobbes: Biografía, Pensamiento, Filosofía, Aportaciones y Obras

Ha sido considerado a lo largo de la historia del pensamiento como una persona oscura.

La obra de Hobbes, es considerada como una de las fundamentales en la ruptura con la línea de la Edad Media y el inicio de la Modernidad.

Biografía

Thomas Hobbes nació en Westport, el 5 de abril de 1588.

Hobbes fue educado en la iglesia de Westport desde los cuatro años, pasó a la escuela Malmesbury, y luego a una escuela privada.

Alrededor de 1603 se fue a Magdalen Hall, la universidad predecesora de Hertford College, Oxford.
Trabajó como tutor de hijos de barones, príncipes y familias acomodadas.

En 1645 fue elegido con Descartes, Gilles de Roberval y otros para arbitrar la controversia entre John Pell y Longomontanus sobre el problema de cuadrar el círculo.

Con la Guerra Civil Inglesa, Hobbes revitalizó sus intereses políticos.

En 1647, una enfermedad grave que casi lo mata.

Por sus trabajos filosóficos, Hobbes fue más elogiado y censurado que cualquier otro pensador de su tiempo. Hobbes estaba aterrorizado ante la perspectiva de ser etiquetado como un hereje, y procedió a quemar algunos de sus documentos comprometedores.

Hobbes tuvo dos grandes enemigos con los que mantuvo fuertes tensiones: la Iglesia de Inglaterra y la Universidad de Oxford.

En 1666, en Inglaterra se quemaron sus libros luego de haber sido tachado de ateo.

Pensamiento y Filosofía

Comparó el Estado con un monstruo (leviatán) compuesto de hombres, creado bajo la presión de las necesidades humanas y disuelto por la guerra civil debido a las pasiones humanas.

Hobbes afirmaba la soberanía del rey, no obstante creía que el poder de este no provenía de Dios.

El pensamiento filosófico de Hobbes se define por enmarcarse dentro del materialismo mecanicista, corriente que dice que solo existe el «cuerpo» físico y niega la existencia del alma.

También indicaba que el ser humano está regido por las leyes del universo.

Afirmó que el ser humano era como una máquina porque se mueve continuamente para alcanzar sus deseos. Este movimiento se clasifica en dos tipos: de acercamiento, cuando la persona se acerca a las cosas que desea; y de alejamiento, cuando esta se aleja de las cosas que ponen en peligro su vida. Así, dice que la sociedad está siempre en movimiento.

Según Hobbes, el origen del Estado es el pacto que realizan las personas entre sí, mediante el cual se subordinan desde ese momento a un gobernante, quien a su vez procura el bien de todos los súbditos y de sí mismo. De esa manera se conforma la organización social.

Habló del derecho de naturaleza, al que se refiere como la libertad de utilizar el poder que cada uno tiene para garantizar la autoconservación.

Creía también que los hombres renuncian o transfieren su derecho, mediante un pacto o convenio, a un poder absoluto que le garantice un estado de paz.

Según Hobbes, el soberano debe controlar los poderes civiles, militares, judiciales y eclesiásticos, incluso las palabras.

Aportes

Thomas Hobbes es recordado por su obra sobre filosofía política, aunque también contribuyó en una amplia gama de campos como historia, geometría, teología, ética, filosofía general y ciencia política.

Sentó las bases de la teoría contractualista, de gran influencia en el desarrollo de la filosofía política occidental.

Su concepción del ser humano como igualmente dependiente de las leyes de la materia y el movimiento sigue gozando de gran influencia; así como el tópico de la cooperación humana basada en un interés personal.

Fue uno de los primeros en abordar el origen de la sociedad.

Hobbes puede ser reconocido como uno de los antecesores de la Escuela Clásica de la criminología, puesto que él mismo reconoce los principios de legalidad, jurisdiccional y de proporcionalidad de la pena.

Obras

• Behemoth
• De Cive
• Leviatán

Muerte

Thomas Hobbes falleció a los en Derbyshire, el 4 de diciembre de 1679, a los 91 años a causa de un trastorno de la vejiga que le produjo un ataque de parálisis. Su cuerpo fue enterrado en la iglesia de San Juan Bautista, Ault Hucknall, en Derbyshire.