Ser el villano más malo del mundo no es tarea fácil. No basta con atormentar a todos los que te rodean, también debes cometer fechorías históricas, superando las mayores barrabasadas que se hayan realizado antes.

En Mi Villano Favorito, Gru se enorgullece de ser un gran villano: despreciable como él solo, es un antisocial que aborrece al género humano y no le importa nada (ni nadie) que se aleje de sus intereses. Vive en una lúgubre casa color ceniza acompañado por un perro de apariencia tan desagradable como el carácter de su amo.

Despicable Me: Mi Villano Favorito

Un día, Gru ve en las noticias que la Gran Pirámide de Guiza ha sido robada por un astuto villano, que de inmediato se gana la admiración y el miedo del mundo entero.

Con el ego herido, Gru maquina un plan para superar semejante hazaña: robará la Luna. Cuenta para ello con la ayuda del Doctor Nefario, un científico loco encargado de darle forma a sus ideas, y los minions, un ejército de obreros conformado por unas simpáticas criaturitas de color amarillo, que con su espontaneidad y ocurrencias terminan robándose la película.

Para concretizar su plan, Gru se apropia de un rayo reductor con el que piensa encoger la Luna para hacer más fácil su hurto. Sin embargo, el aparato le es arrebatado por Vector, la mente criminal detrás del robo de la Gran Pirámide de Guiza. Con el título del mayor villano en juego, Gru debe enfrentarse a este inesperado rival cuyo poder de ataque resulta implacable.

En medio de esta pelea, Gru se topa con tres huerfanitas: Margo, Edith y Agnes. Grun las adopta con el único fin de utilizarlas para recuperar el rayo reductor. Su ambición se estrellará con la ternura y el amor que las pequeñas irán despertando en él, experimentando un cambio radical en su vida.

Despicable Me: Mi Villano Favorito

Dirigida por Pierre Coffin, Mi Villano Favorito (2010) cuenta con las voces de reconocidos actores como Steve Carell (Gru), Jason Segel (Vector), Russell Brand (Dr. Nefario), Julie Andrews (madre de Gru), entre otros.

Se trata de una película pensada desde la idea de que el amor lo puede todo, incluso ablandar el corazón del villano más malo del mundo; resaltándose el amor por la familia, núcleo desde el que se construyen las relaciones humanas.

Con una bonita moraleja como mensaje principal, esta es una película ideal para disfrutar con los más pequeños de la casa.