Ya atrás quedaron las historias simples, cotidianas de Ross Geller y Rachel Green en Friends o la genial sátira cómica de Al Bundy y su matrimonio con hijos, con el divino soundtrack de Sinatra. 

Ahora, como quien desea tener un formato de serie que sea más “real” por decirlo así, basados en Daniel Defoe y Robinson Crusoe. Explotar el deseo morboso de la audiencia de ver a gente desesperada y matándose por sobrevivir. Eso es Lost.

Producida por la ABC, Lost nos narra el post accidente aéreo de el vuelo 815 de Oceanic Airlines que iba de Sidney a Los Ángeles, y que choca en una isla en medio del Pacífico, trama un poco parecida al remake de Robinson Crusoe, genialmente interpretada por Tom Hanks.

Lost: La serie de supervivencia de ABC

Ahí empieza la lucha por la supervivencia de Lost, poco a poco se va viendo el desgarro de la naturaleza humana, rencillas, mucho individualismo; sin embargo tiene momentos brillantes, mientras se va descubriendo la historia pasada de cada uno de los personajes y también el ambiente misterioso, panic filme style de la isla desierta, poco a poco van muriendo algunos personajes y la intriga y el recelo se apoderan de ellos.