Para comenzar por el punto más alto del anime y manga japonés, es necesario recordar al ya clásico Goku de Dragon Ball, un extraterrestre de fuerza descomunal dentro de un mundo que también se puede catalogar como singular. La gracia de Goku durante todo Dragon Ball (para la televisión la serie se dividió en Dragon Ball, Dragon Ball Z y Dragon Ball GT) fue ver el crecimiento del personaje a la vez que vence obstáculos cada vez más fuertes.

Goku: Un extraterrestre de fuerza descomunal

La serie empieza con un Goku todavía niño e inocente que comienza a recolectar las siete Esferas del Dragón junto a Bulma para poder invocar al dragón Sheng Long, quien les brindará un deseo. Mientras Goku va creciendo y madurando podemos verlo entrar en conflictos y responsabilidades cada vez más serios como la salvación del mundo, la muerte de sus amigos e incluso la formación de una familia. Todos estos factores juntos hacen de Goku y el universo de Dragon Ball una obra memorable.

El nombre Goku proviene de Sun Wukong, un personaje de la historia china “Viaje al Oeste”, y su nombre Saiyajin, Kakarotto, proviene de una deformación del inglés Carrot, zanahoria. Este personaje fue creado en base a uno de los personajes anteriores de Toriyama, Tanton, protagonista de Dragon Boy.

Goku: Un extraterrestre de fuerza descomunal

Según el propio Toriyama, Gokū fue creado basándose en los ropajes utilizados por los monjes Shaolin de China, ya que le quería dar un aire chino a Dragon Ball. En las etapas iniciales del manga algunos lectores comentaron que Gokū era muy simple, así que el autor cambió un poco su apariencia y agregó a algunos personajes como Kame Sen’nin y Krilin; y creó el Tenkaichi Budōkai para darle al manga un estilo más de pelea.

Gokū poseía ciertas características que le hacían ser muy diferente de los seres humanos: tenía una cola de mono la cual le permitía transformarse en una especie de simio gigante con un poder destructor inmenso. Cuando alcanzaba todo su poder, lo que en la serie se conocía como alcanzar un estado de Supersaiyajin, el pelo se cubría de un color dorado.

Goku: Un extraterrestre de fuerza descomunal

Después de haber peleado en una batalla en la que se hubiese estado al borde de la muerte, su poder se incrementaba de manera considerable, otorgándole un crecimiento ilimitado mientras continúe peleando durante su vida. Otra característica particular de Gokú, era que se trataba de un gran comelón. Debido a su metabolismo acelerado, necesitaba ingerir enormes cantidades de comida (aproximadamente la ración de 30 humanos) para sentirse satisfecho y recuperar toda su energía.

Gokú peleó muchas veces contra poderosos enemigos para salvar la tierra y a sus amigos. Esto fue lo que lo hizo convertirse en un personaje popular y divertido.

Goku: Un extraterrestre de fuerza descomunal

Goku: Un extraterrestre de fuerza descomunal

Goku: Un Extraterrestre de Fuerza Descomunal

Goku: Un Extraterrestre de Fuerza Descomunal

Goku: Un Extraterrestre de Fuerza Descomunal

Goku: Un Extraterrestre de Fuerza Descomunal

Goku: Un Extraterrestre de Fuerza Descomunal

Goku: Un Extraterrestre de Fuerza Descomunal

Artículos Relacionados:
  1. Gohan: El Hijo de Goku
  2. Dragon Ball Z: Goku el Super Saiyajin
  3. Trunks: Guerrero de Dragon Ball Z, hijo de Vegeta
  4. Bulma: Fiel Compañera de los Guerreros Z
  5. Bulma: La Esposa de Vegeta en Dragon Ball