Aladino y la lámpara maravillosa es uno de los cuentos más famosos del libro Las mil y una noches. Se trata de uno de los cuentos infantiles clásicos y tradicionales que nunca pasarán de moda y que son ideales para fomentar la lectura en los niños.

Aladino y la lámpara maravillosa: Resumen y Análisis del Cuento

Autor

No se conoce a ciencia cierta quién escribió Las mil y una noches ni Aladino. Lo que sí se sabe es que su traductor francés, Antoine Galland la oyó de un cuentista sirio de Alepo.

Resumen

Este cuento de origen sirio narra la historia de un joven pobre en una ciudad del Medio Oriente llamado Aladino, quien es reclutado por un brujo malvado (haciéndose pasar por su tío) para que lo ayude a recuperar una lámpara de aceite dentro de una cueva mágica que apresa a quien entra en ella.

Después de que el brujo intentara traicionarle, Aladino se queda con la lámpara y descubre que al frotarla puede invocar a un genio que está obligado a cumplir los deseos a la persona que posea la lámpara.

Con la ayuda del genio, Aladino logra hacerse rico y poderoso y se casa con la princesa Badroulbadour, hija del sultán.

Sin embargo, su esposa, un día encontró la lámpara y sin saber de qué se trataba, se la vendió a un trapero que iba por las calles. Por desgracia, resultó ser el hombre malvado que había encerrado a Aladino en la cueva. Deseando vengarse, el mago recurrió al genio de la lámpara y le ordenó que todo lo que tenía Aladino, incluida su mujer, fuera trasladado a un lugar muy lejano. Así Aladino perdió sus riquezas, palacio y a su esposa.

Aladino ideó un plan para recuperar la lámpara y así fue. El genio volvió a concederle los deseos que necesitaba. Finalmente Aladino logra recuperar a la princesa y su vida feliz.

Análisis

Este cuento de la cultura oriental es un clásico ejemplo de las historias de pobreza a riqueza, la cual se divide en las siguientes partes: un comienzo humilde, un primer logro en la vida, una crisis a donde deberá triunfar sobre la adversidad y finalmente el éxito total en la vida del protagonista.

El primer éxito de Aladino llegó fácilmente y no estuvo basado en sus propios esfuerzos, sino en el genio que le ayudó. Su desesperación al perder el palacio y la princesa a manos del mago malvado, lo llevan a un lugar espiritual al que necesitaba llegar antes de poder desarrollar la auténtica fuerza y entereza haciendo que sus propios esfuerzos triunfen. Luego logra restablecer la relación con la princesa gracias a su entereza.