Alfonso Ugarte fue un empresario y militar peruano, considerado como uno de los héroes de la Guerra del Pacífico pues se sacrificó para defender el honor de la bandera peruana en la batalla de Arica.

Alfonso Ugarte: Biografía Resumen, El Morro de Arica, ¿Cómo Murió?

Biografía

Alfonso Ugarte y Vernal nació en Iquique, el 13 de julio de 1847, en el seno de una familia rica.

Estudió en su ciudad natal y en Valparaíso, donde se graduó de contador.

En 1876 regresó a Iquique, donde trabajó administrando las empresas salitreras de su familia. Por ese entonces también fue alcalde de la ciudad.

En 1870 junto a otras personas, fundó la Compañía de Bomberos de Iquique, considerada como una de las más antiguas del Perú. Fue el tercer teniente de la Compañía.

Al inicio de la Guerra del Pacífico, Ugarte, se encontraba en preparativos para viajar a Europa por asuntos de negocios, no obstante decidió quedarse en su ciudad natal para contribuir personalmente en su defensa. Organizó y comandó un batallón con su propio dinero (Batallón “Iquique N° 1”), el cual estuvo integrado por obreros y artesanos de Iquique.

Participó en la batalla de San Francisco o Dolores y en la batalla de Tarapacá. En esta última, tras poner en fuga a la caballería chilena con el fuego de su batallón, fue herido de bala en la cabeza, no obstante lo cual, siguió combatiendo.

Tras la victoria se negó a ser conducido a Arequipa para su curación; tampoco cuando contrajo el paludismo quiso pedir licencia por salud. Se replegó junto con el ejército peruano y la población tarapaqueña hacia Arica.

Por esas épocas obtuvo el grado de coronel EP, y fue jefe de la Octava División en la defensa de Arica.

Muerte

Alfonso Ugarte falleció en el 7 de junio de 1880, en la batalla de Arica. Cuando se vio rodeado por el enemigo, se lanzó al mar montado en su caballo, desde la cima del Morro, llevando consigo la bandera del Perú, para evitar que el enemigo la tomara como trofeo.

Su cuerpo fue llevado a Lima en 1890 a un mausoleo familiar. Posteriormente se le trasladó a la Cripta de los Héroes de la Guerra de 1879, en el Cementerio Presbítero Maestro, donde reposa actualmente.