Madara Uchiha es un personaje del manga y anime Naruto. Fue un legendario shinobi, se convirtió en líder del Clan Uchiha, y fue co-fundador de la Aldea Oculta de la Hoja junto al primer Hokage. Además, fue la pasada Reencarnación de Indra Ōtsutsuki. Luego, fue revivido en la Cuarta Guerra Mundial Shinobi para luchar contra la Gran Alianza Shinobi. Es considerado como el principal antagonista de la serie.

¿Quién es Madara Uchiha?

En los inicios de la serie era considerado solo como una figura legendaria pero, poco a poco, cobró importancia como la mano detrás de la mayoría de los desastres relacionados al clan y al zorro demonio.

Madara logró capturar a las nueve Bestias con Cola, sellarlas en la Estatua Demoníaca del Camino Exterior y, de esa manera, convertirse en el tercer y último Jinchūriki del Diez Colas.

Es el personaje que más Dōjutsus ha poseído. Teniendo el Sharingan, el Mangekyō Sharingan, el Mangekyō Sharingan Eterno, el Rinnegan y el Rinne Sharingan.

Características

Madara es un hombre alto de tez blanca y pelo negro. Llevaba el pelo largo, en un inicio hasta los hombros y luego hasta la cintura.

Lleva el traje estándar del Clan Uchiha: una camisa de cuello alto negra con el símbolo del clan en la espalda y pantalón azul con vendas en los extremos. En la cintura, tiene un cinturón venda que sostiene una bolsa que presumiblemente, contiene herramientas ninja. También, llevaba otra faja atada sobre los hombros, que se utiliza para mantener sus numerosas espadas.

También lleva una armadura roja, de apariencia similar a los usados por los Samurái y los Senju. Esta armadura fue construida a partir de numerosas placas de metal, formados en múltiples dispositivos de protección a lo largo de su cuerpo. Esta ropa fue acompañado por las botas y los guantes.

En su vejez, Madara parecía muy desgastado, su pelo negro se volvió delgado y blanco. Llevaba un traje negro simple, y tenía tres cuerdas gruesas que van, de la columna vertebral a la Estatua Demoníaca del Camino Exterior, para sostener su vida. También sufría de la falta de un ojo derecho, y utilizó su Kama como un bastón improvisado.

Cuando Madara fue revivido por Kabuto Yakushi, adquirió un aspecto juvenil. Después de la liberación de su contrato con la reencarnación del Mundo Impuro, las grietas en el cuerpo, producidas a partir de su reencarnación, desaparecieron. Al convertirse en el Jinchūriki del Diez Colas, Madara sufre una serie de cambios en su cuerpo, su cabello cambió de color, y su piel adquirió una tonalidad grisácea, le brotó una especie de cinta en la cabeza, con un tipo de cuernos, sus brazos y piernas se volvieron negras, además de portar una túnica.

Mientras está en esta forma, Madara puede crear un Shakujō a partir de su Chakra y crear un halo de esferas detrás de él. Luego de absorber el tronco del Dios Árbol, Madara ganó un número mayor de magatamas en sus mangas y al final de su manto, esta transformación es similar al manto que llevaba la madre de Hagoromo Ōtsutsuki, la princesa Kaguya Ōtsutsuki. Además, al remover la placa de su frente, Madara mostró que poseía un tercer ojo, igual al de Diez Colas y Kaguya. Después de ser liberado del Diez Colas y de la esencia de Kaguya, Madara perdió todas las capacidades y características físicas que poseía anteriormente, regresando a su forma normal, perdiendo, además, el rostro de Hashirama de su pecho izquierdo.

Habilidades

Madara es uno de los ninjas más dotados de la historia. Nació con un chakra particularmente poderoso.

Madara ha demostrado ser capaz de derrotar a varios oponentes poderosos.

Madara había dominado su Sharingan a temprana edad. Su manejo con su Dojutsu era tan sorprendente que logró dominar una técnica muy parecida a la Shisui Uchiha en donde este podía controlar la mente de las personas, incluso ha sido capaz de transformar este al Rinnegan.

Madara fue el primero de los Uchiha en activar el Mangekyō Sharingan.

Después de quedar ciego a causa de la utilización continua del Mangekyō Sharingan (pues este quema los ojos) se implantó los ojos de su hermano quien fue asesinado por Tobirama. Así Madara despierta un nuevo poder, el Mangekyō Sharingan “Eterno”, una combinación de su propio Mangekyō Sharingan y el de Izuna. El mangekyō es un ojo que le da al personaje técnicas oculares.

Utiliza el poder Susanoo, un poder que crea a un humanoide espiritual con forma de guerrero samurái. Este poder es sumamente destructivo y tiene la capacidad de crear espadas de chakra. Las capacidades defensivas de su Susanoo son altas, es capaz de resistir la Super Gran Bola Rasengan de Naruto Uzumaki y un Corte de Rayo de Opresión Horizontal sin ningún daño.

También posee el Choku Tomoe, lo que le proporciona una mayor fluidez en sus movimientos mientras combate.

Con el Rinnegan es capaz de atraer hacia abajo a un asteroide.