Empédocles fue un filósofo, político y médico griego. Fue conocido como el humanista más importante de la época antigua.

Empédocles: Biografía Corta, Pensamiento, Filosofía, Teorías y Obras

Fue el primero de los pensadores del eclecticismo pluralista que intentó conciliar las visiones contrapuestas de la realidad a que habían llegado Parménides y Heráclito.

Biografía

Empédocles de Agrigento nació en Agrigento en el año 495 a.C.

Realmente se conoce muy poco de la biografía de Empédocles; su personalidad está envuelta en la leyenda, que lo hace aparecer como mago y profeta.

Agrigento pasó de tiranía a democracia, y en esta transformación política, el filósofo tuvo parte importante y llegó a disolver una organización oligárquica conocida como la asamblea de los mil.

Además persuadió a los habitantes de abandonar las luchas entre partidos y cultivar la igualdad política, pero se rehusó a cualquier cargo que se le quisiera otorgar.

Se dice que fue un excelente médico y orador.

Pensamiento, Filosofía y Teorías

Su pensamiento contempla tanto la argumentación racionalista como el espíritu místico.

Empédocles estaba de acuerdo con la tesis permenidea que postula que nada puede surgir de la nada, y, a su vez, que nada de lo que existe puede desaparecer. Sin embargo, pensaba que el ser se halla en constante movimiento y que su realidad última es en efecto una pluralidad de elementos primordiales que conforman todo lo que es.

Empédocles postuló que eran cuatro los principios materiales de la realidad y que se hallaban en constante movimiento, mezclándose y repulsándose por las fuerzas espirituales del Amor y el Odio. Estos eran: agua, aire, fuego y tierra, a los cuales los consideraba divinos.

Para Empédocles, el Amor representa la atracción entre lo no semejante y la Discordia, la atracción entre lo semejante.

El ciclo cósmico según Empédocles, se explica en 4 fases. Primero, el Amor lo gobierna todo sin oposición, y se encarga de mantener todo en una mezcla perfecta llamada Sphairos (el Dios empedocleano). En un segundo momento, la Discordia entra en el Sphairos separa los elementos hasta llegar a una tercera fase en la cual su dominio es pleno y todos los elementos se encuentran separados entre sí. En la última fase, el Amor irrumpe hasta unir otra vez todos los elementos y lo mismo sucederá, inversamente, con la Discordia. Los seres humanos, para el filósofo nos encontramos en la fase intermedia, en una etapa de tensión y conflicto entre dos fuerzas.

El filósofo afirmaba que no existe nacimiento de ningún ser mortal, ni desaparición en la muerte, puesto que todo es mezcla y modificación de lo mezclado. El nacimiento y la muerte son en realidad una reestructuración de los elementos, mezclados en una disposición diferente.

Empédocles consideraba que el conocimiento y la sensación son procesos muy similares.

Empédocles creía que las almas habitaban en todo tipo de seres y que para alcanzar el estado de iluminación era necesario que estas ascendieran desde formas de vida menos complejas, hacia otras más complejas, siendo el humano la criatura con la capacidad de purificarse y escapar del ciclo de las reencarnaciones.

Para Empédocles las almas o daimones, son espíritus divinos que han caído en este mundo y se hallan prisioneros en cuerpos humanos a modo de castigo por haber seguido el camino de la Discordia.

Obras

Se cree que Empédocles escribió epigramas a sus discípulos, versos a Pitágoras y algunas tragedias. También se le atribuyen tratados médicos. No obstante ninguno de ellos se conservan hoy en día.

Los únicos escritos que se tienen con seguridad de Empédocles son dos poemas: Sobre la naturaleza de los seres y Las purificaciones.

Muerte

Empédocles falleció en el año 444 a.C. Existen varias leyendas acerca de su muerte. Una de ellas es que luego de celebrar un sacrificio, un sirviente escuchó una voz que lo llamaba y luego vio una luz celestial. Se trataba de Empédocles.

Otra versión indica que el filósofo se arrojó al volcán Etna, buscando confirmar su unión divina con la naturaleza.

Una hipótesis distinta señala que Empédocles murió en el Peloponeso, una vez exiliado de Agrigento.