El cine infantil es aquél dedicado al público de corta edad, adaptada a sus intereses y a su nivel de comprensión, y tiene una serie de subgéneros como es el caso del cine cristiano.