Las series de televisión que tienen gran acogida por millones de televidentes, se convierten en una cultura que al finalizar o mutar siguen siendo requeridas por sus seguidores. Esto es lo que sucede con Better Call Saul, un spin-off de la conocida serie de televisión Breaking Bad (2008-2013) creada por Vince Gilligan y Peter Gould.