La televisión contemporánea no tiene nada que envidiarle a cualquier producción cinematográfica, notándose ello en la gran calidad de guiones, actuaciones y ambientaciones, siendo así que nos encontramos frente a algunos casos tan loables como el de Breaking Bad, la cual ya se encuentra en su última temporada.