Pensando esencialmente en un público masculino encontramos a una serie como Sons of Anarchy, ideal para los amantes de las motoicletas y la subcultura ruda.