Las series norteamericanas son muy sintonizadas por un público estadounidense amante de todos los géneros, sin embargo existe un público especial para cada tipo de serie y si de series de drama y horror se tratan podemos referirnos -sin temor a equivocarnos- a American Horror Story como una muy digna a tomar en cuenta.