Beerus es el es el dios de la destrucción en Dragon Ball Z en el Universo 7. Casi siempre está acompañado por su maestro de artes marciales y asistente, Whis.

Beerus: El Dios de la Destrucción en Dragon Ball Z

Beerus es un personaje de gato humanoide sin pelo de color púrpura, delgado, con orejas grandes y puntiagudas, similar a los los gatos sphynx. Lleva un traje de color negro, azul y oro de aspect egipcio con adornos de diamantes blancos y naranjas.

Beerus es potente, impulsivo y egoísta pero también lúdico, educado y cortés. Sus similitudes con el comportamiento felino también se muestran en su amor por largas sesiones de sueño, y en los métodos que prepararse a sí mismo. Al igual que en muchos gatos, le gusta mostrar dominio, y reclamará todo lo que desea tener, sin importar cómo va a afectar a los demás.

Beerus también es un gourmet, y su planeta está repleto de peces y otros tipos de alimentos.

Si bien es cierto que es un dios temible, sus gestos felinos y su variedad de expresiones faciales lo diferencian de los antagonistas más malévolos de la serie, aunque tiene un comportamiento muy indiferente hacia la muerte.

A menudo se utiliza la amenaza de la destrucción de la Tierra como un medio para conseguir lo que quiere o como una simple advertencia a los guerreros Z.

Beerus: El Dios de la Destrucción en Dragon Ball Z

Poderes y Técnicas

Beerus por lo general utiliza su poder para destruir planetas, y es lo suficientemente fuerte como para destruir los sistemas solares enteros con facilidad.

Sus técnicas incluyen la capacidad de volar y el uso de ki explosiva (onda de energía), ataque con la cola, adivinación, ataques con punto de presión, balas de energía continua, esfera de la destrucción, mirada paralizante, anulación de energía, clonación, inmunidad tóxica, entre otros.