Las películas de drama tienen el poder de arrancarnos lágrimas cuando están bien trabajadas y tienen una historia original que se teje de manera envolvente. En este post recordaremos una película muy emotiva que nos habla del amor entre humanos y animales. La película lleva el nombre de: “Siempre a tu lado, Hachiko”.

Siempre a tu lado, Hachiko: Película basada en el Fiel Akita Japonés

El estreno de Hachiko se dio el 2009 y está basada en la historia real del pacífico perrito japonés. Pocas películas han captado tan bien esta relación de un perro y su dueño. Este es también un remake de la película japonesa de 1987 llamada “Hachiko Monogatari”. Esta película estadounidense está dirigida por Lasse Hallstrom y escrita por Stephen P. Lindsey.

El actor que da vida al dueño de Hachiko es Richard Gere, acompañado de figuras como Joan Allen y Sarah Roeme. El día exacto del estreno en Japón fue el 8 de agosto de 2009, pero ya el 13 de junio del mismo año se había presentado en los Estados Unidos, en el Film Festival Internacional de Seatlle y el estreno en todo el país fue el 18 de diciembre de 2009.

Siempre a tu lado, Hachiko: Película basada en el Fiel Akita Japonés

Sinopsis

El argumento nos presenta a un cachorro de raza Akita que luego de ser criado en Japón es trasladado a Norteamérica, sin embargo la jaula donde viaja se cae del porta-maletas del vehículo y se pierde en la estación de ferrocarriles. Aquí el profesor Parker Wilson (Richard Gere) lo recoge y se lo lleva a casa.

Los años pasan y la relación entre ambos se va convirtiendo en una amistad inquebrantable; Desde entonces cada vez que el profesor Parker regresa en el tren, Hachiko lo esperaba en las puertas de la estación.

Cierto día cuando el profesor Parker está preocupado por llegar tarde al trabajo deja de jugar con él y se marcha a pesar de los ladridos del perro. Ese día el profesor Parker sufre un infarto y muerte durante una clase. Parker jamás regreso a la estación y Hachiko empieza a dormir debajo de los vagones de un tren viejo. Los años transcurren pero Hachiko continúa esperando hasta que un día duerme profundamente por última vez y sueña con su dueño donde se juntan una vez más antes que sus espíritus suban hacia la eternidad.