Los mangas y animes siempre captan muy bien la atención del público juvenil que viven entrega tras entrega el desenlace de su historia favorita y una de éstas se llama Noragami. Este manga fue escrito por Adachi Toka y su primera publicación vio la luz en enero del 2011 y debido al éxito que alcanzó en el 2013 se comenzó a trabajar en el anime que fue lanzado en enero del 2014.

Noragami: la Historia de Yato, un Dios Menor

La historia nos habla de Yato; un dios menor que lleva en sí el sueño de contar con muchos seguidores que lo adoren, lamentablemente esto es muy complicado ya que no cuenta con ningún santuario dedicado a su culto. Para colmo de males la única amiga con la que podría contar para ayudar con los problemas a las personas renuncia. Sin embargo todo cambia cuando conoce a Iki Hiyori quien le salva la vida, esta situación hace que Hiyori tenga que permanecer a su lado hasta su problema quede resuelto. Es así que se inicia la emoción pues junto a Hiyori, el dios Yato y su nuevo “instrumento divino” deberán luchar para alcanzar el reconocimiento y por qué no una capilla dedicada a su adoración.

Noragami: la Historia de Yato, un Dios Menor

Conociendo a los personajes…

El personaje de Yato es un dios que busca tener su propio santuario, anteriormente contaba con una pésima reputación al punto de ser llamado “Magatsukami” (dios de la calamidad”, pues en realidad es un “dios de la guerra”, pero él prefiere que lo llamen “dios de las entregas”. Viste de un jersey común y una bufanda suele irritarse un poco cuando la gente dice no conocerlo.

Hiyori la coprotagonista es una joven estudiante de solo 15 años de edad que cursa el tercer año en la secundaria, al salvar a Yato de ser atropellado pasar ser un “Ayakashi” es decir alguien que vive entre el mundo humano y el más allá y esto ocasiona que su alma se separe de su cuerpo de manera inconsciente.