Quien no recuerda con mucha emoción los mangas más famosos que se convirtieron en animes y dejaron una huella imborrable en nuestra niñez. Uno de estos dibujos animados fue Yu-Gi-Oh!. Que quiere decir “el rey de los juegos” una entretenida serie que alcanzó un éxito enorme, en televisión, juegos de mesa e incluso en el mundo de los videojuegos.

Yu-Gi-Oh!: El Rey de los Juegos

Esta serie nace en el año 1996 y cuenta con 38 volúmenes en manga, pero la adaptación al mundo anime la llevo a cabo Toei Animation en 1998, sin embargo esta se diferenciaba mucho del anime y solo se llegó a producir 27 capítulos, y no fue hasta el año 2000 que Studio Gallop produjo los 224 episodios que dieron la vuelta al mundo en más de sesenta países.

Yu-Gi-Oh!: El Rey de los Juegos

La historia tiene como protagonista a Yugi Muto, un joven estudiante aficionado a los duelos y que lleva consigo el misterioso “Rompecabezas del Milenio” que forma parte de los 7 artículos del mileno que le fue obsequiado por su abuelo Sugoroku Muto, este antiguo artefacto egipcio tiene algo en especial, pues en él mora el espíritu del faraón Atem quien posee a Yugi y comienza la aventura y los duelos para lograr encontrar las cartas de los Dioses egipcios y así poder recuperar los recuerdos perdidos de Atem mediante el cautivador “Duelo de Monstruos” en los Juegos de Sombra.

Para los amantes de este anime existe la nueva versión de Yu-Gi-Oh! Llamada: “Yu-Gi-Oh! Arc-V con distintos personajes, que acaba de ser estrenada el pasado 6 de abril, en cuya trama la Leo Corporatin de Reiji Akaba, desarrolla una nueva versión holográfica que permite que nuevos monstruos de duelos puedan interactuar con el entorno y con los jugadores. El personaje principal es Yuya Skaki, un joven estudiante que vive en Maiami City y que perdió a su padre hace tres años y en el cual nace un misterioso poder del colgante que posee llamado Pendulum invocación. Sin duda una versión moderna pero interesante, por más que siga la misma línea.