La relación de Peter Parker (Tobey Maguire) y Mary Jane (Kirsten Dunst) va viento en popa. Harry (James Franco) ha sufrido un accidente y pierde temporalmente la memoria, olvidando su rencor contra Peter. El fugitivo Flint Marko (Thomas Haden Church), huyendo de la policía, cae en una máquina aceleradora de partículas, fusionándose su cuerpo con arena y convirtiéndose en Sand-Man. Un fotógrafo arrogante y deshonesto, Eddie Brock (Topher Grace), le quita a Peter su puesto en el Daily Bugle mostrando fotos falsas de Spider-Man como un criminal. Flint Marko es sindicado como el verdadero asesino de Ben Parker, tío de Peter. Un simbionte extraterrestre toma a Peter como huésped y lo transforma en el Hombre Araña negro, dominado por la ira, el deseo de venganza y la soberbia. El cambio en la personalidad de Peter resquebraja su relación con Mary Jane. Peter se deshace del simbionte, que termina apoderándose del cuerpo de Eddie Brock y dando vida a Venon. Sand-Man y Venom se unen para acabar con Spider-Man. Peter tiene todas las de perder; pero contará con la ayuda de un antiguo rival.

Spiderman 3: Spiderman convertido en el Hombre de Arena

Para Spider-Man 3, Sam Raimi optó por un argumento con una estructura múltiple, donde pequeñas historias se interrelacionan y colisionan. Está la historia de Peter y Mary Jane, Peter, Mary Jane y Harry; Peter y Harry, Mary Jane y Harry, Peter y Eddie Brock, Peter y Flint Marko… Todas bien articuladas y dinámicas; dándole velocidad a la narración, especialmente en la segunda mitad, de mayor acción que la primera, centrada más en la situación particular de cada uno.

Sin embargo, la existencia de tantos personajes evita que se pueda profundizar en todos ellos; esto en detrimento de los nuevos integrantes, cuyas apariciones son limitadas. A Venom solo lo vemos en 3 secuencias, siendo la única relevante la final. Tratándose de una figura tan representativa del universo Marvel, su pequeña participación dejó a los seguidores del cómic con la miel en los labios.

Spiderman 3: Spiderman convertido en el Hombre de Arena

Por suerte, los actores cumplen con sus papeles. El elenco principal constituye uno de los mejores casting hecho para una película de superhéroes; lo que, ciertamente, eleva la calidad de cualquier cinta. De los nuevos fichajes, destaca Thomas Haden Church como Sand-Man, quien logra despertar simpatía por su conflictivo Hombre de Arena.

Dentro de la trilogía de Sam Raimi, Spider-Man 3 es considerada la película menos lograda de la saga, por un lado debido a su distendido argumento y, por otro, porque Spider-Man 2 gustó tanto a los espectadores que su éxito resultaba difícil de igualar.

Por diferencias con los productores, Spider-Man 3 fue la última película de la franquicia dirigida por Raimi. Su alejamiento hizo a los fans temer lo peor, creyendo que su trabajo no lograría ser superado. Felizmente, The Amazing Spider-Man, estrenada en 2012, les devolvió la esperanza.