Hacia finales de los años 30, el personaje favorito de Walt Disney, Mickey Mouse, estaba perdiendo el favor de la audiencia, que cada día se decantaba más por las ocurrencias del Pato Donald y prefería ver sus aventuras antes que las de su amigo ratón.

Fantasia: Pelicula Experimental Sinfonica de Disney

Pensando en una estrategia para que Mickey Mouse recuperara el protagonismo de antaño, Walt Disney decidió realizar un corto de animación que lo tuviera como protagonista. La historia a contar: una representación del poema sinfónico El aprendiz de brujo, de Paul Dukas, quien a su vez se inspiró en el poema Der Zauberlehrling de Goethe para crear su obra.

En el cortometraje, Mickey Mouse se convertiría en un mago que debe lidiar con un grupo de escobas a las que él mismo hechizó, luego de tomar prestado el sombrero del brujo Yen Sid y adquirir todos sus poderes.

Pronto Walt Disney se dio cuenta que la idea que pensaba desarrollar se prestaba para realizar un proyecto aún mayor. Así nació Fantasía, su tercer largometraje animado, después de Blancanieves y los siete enanitos y Pinocho.

Se trata de una película experimental dividida en 7 secuencias que ilustran 8 extractos de piezas de música clásica. Es una cinta muda, donde la única voz que escuchamos es la de un narrador en off que nos da cierta información sobre música.

Fantasia: Pelicula Experimental Sinfonica de Disney

Fantasía es considerada una obra de arte absoluta y de un género nuevo, pues fusionó distintas expresiones artísticas –en este caso, música, danza y cine-, creando una novedosa forma de presentarlos. Fue, además, el primer largometraje de exhibición comercial que contó con sonido estereofónico.

Los 8 extractos de piezas musicales que se escogieron para la película son de obras bastante reconocidas: la Tocata y fuga en re menor de Johann Sebastian Bach, “El cascanueces” de Piotr Ilitch Tchaïkovski, “El aprendiz de brujo” (que acompaña la secuencia del mismo nombre, la más famoso de toda la cinta y la más logrado, siendo la única parte en la que vemos a Mickey Mouse), “La consagración de la primavera” de Igor Stravinski, la “Sexta sinfonía” de Beethoven, la “Danza de las horas“, ballet tomado de la ópera “La Gioconda” de Amilcare Ponchielli, “Una noche en el Monte Pelado” de Modeste Moussorgski y el “Ave María” de Franz Schubert.

Curiosamente, la película no tuvo el éxito que se esperaba cuando se estrenó. Recién en el año 1942, la Academia de artes y ciencias cinematográficas de Hollywood le otorgó 2 Oscar honórificos (en ese tiempo no existía la categoría de Mejor película de animación).

En el año 2000, a propósito de su 60º aniversario, Fantasía tuvo un relanzamiento con una edición remasterizada, y ese mismo año se estrenó su secuela: Fantasía 2000.