Una caricatura es un tipo de retrato especial en el cual se intenta exagerar o simplificar algunos cuantos rasgos físico propio de alguna persona para poder crear un gráfico mucho más cómico. Pese a estas características vale indicar que el rostro de la persona retratada todavía resulta identificable. La calidad del dibujo puede variar según el estilo que maneje el caricaturista del caso, con lo cual además también se puede encontrar desde el simple uso de trazos hasta un trabajo mucho más complejo en cuanto a la búsqueda de crear texturas y sombras.

Caricaturas: Retratos Exagerados que Distorsionan la Apariencia

Vale también identificar que si bien los rasgos faciales son los más comunes dentro de las caricaturas también se puede jugar con otros factores como podrían resultar las vestimentas o posturas de las personas retratadas, llevándolo todo a un punto mucho más satírico o de parodia.

Caricaturas: Retratos Exagerados que Distorsionan la Apariencia

Es además muy común que se utilice la caricatura para poder crear pequeños dibujos cómicos que se ven acompañados de algún texto a la usanza de lo que podría ser un pequeño cómic. Esto es común por ejemplo encontrarlos dentro de los diarios, los cuales suelen realizar esto para poder darle una mayor versatilidad y un poco de ligereza a la información que suelen otorgar.