DC Comics: Creadores de Famosos Superheroes de Comics

Si hablamos de una de las dos compañías de cómics más famosas alrededor del mundo, definitivamente DC Comics es una de ellas. Superman, Batman, la Mujer Maravilla, la Liga de la Justicia… En fin, muchos de estos superhéroes ampliamente conocidos han encontrado su creación en esta editorial estadounidense fundada en 1937 en Nueva York.

DC Comics ha recorrido un largo camino lleno de altibajos. Desde su primera publicación todavía bajo el nombre de Action Comics, la editorial lanzó nombres de personajes extraordinarios que ganaron simpatizantes apenas salieron al mercado. A fines de los años 40, luego de haberse “creado” la Sociedad de Justicia de América, una especie de club para los mejores y más reconocidos superhéroes, la industria de DC empezó a decaer debido a que las historias de superhéroes empezó a dejar de llamar la atención. Posteriormente, DC Comics recuperó su popularidad alrededor de finales de los años 50. Con un relanzamiento de sus personajes más memorables, DC Comics volvió a la cabeza de las editoriales de cómics en Estados Unidos. Sin embargo, la siempre rival de DC, Marvel Comics empezó a tomar fuerza en el mercado debido a las historias complejas de sus personajes. Por la semejanza con los complejos de la realidad, Marvel comenzó a quitarle seguidores a DC Comics. Críticas con respecto a que las historias de DC Comics eran aburridas y anticuadas empezaron a preocupar a los guionistas. Por ello, contrataron a diferentes personalidades con tal de darles frescura a los personajes y volver a encantar a sus lectores.

Después de la contratación de artistas jóvenes, el futuro de DC Comics parecía prometer buenos augurios. Aunque muchos de los personajes e historias que se idearon atrajeron a un público considerable, los productores no estaban seguros de que el resultado estuviese gozando de una calidad como los anteriores trabajos. Es después de algunas contrataciones de personal que anteriormente había trabajado para Marvel, que el nivel de calidad del producto se considera óptimo.