Una película sea buena o mala, si tiene un elemento que llame la atención, quedará en la mente del público.

Cuando una persona ve una película, va a recordarla de alguna manera, quizá por un personaje, una melodía. Los personajes que se presentan en una producción tienen singulares características y entre ellas una forma de hablar o una frase que constantemente la repiten.

En la famosa y recordada película Terminator 2 , las máquinas del futuro viajan en el tiempo para matar a un joven líder llamado John Connor. T-100 un robot con la capacidad de transformarse en formas humanas, trata de asesinarlo, pero John envía desde el futuro a un Terminator. Este personaje cada vez que asesina, al despedirse de sus víctimas se despide amablemente con un “hasta la vista baby”.

En Toy Story, el comandante estelar Buzz Lightyear es un muñeco parecido a aun astronauta que se cree el guardián del espacio. Su diseño es el más novedoso a comparación de los demás juguetes que tienen su mismo dueño. Cuando aún no aceptaba su realidad decía que había venido al planeta tierra a cumplir una misión y que tenía que “llegar al infinito y más allá”.

Que la fuerza los acompañe”, frase utilizada para desear suerte cuando una persona toma la decisión de empezar un desafío. Se hizo famosa gracias al pequeño maestro Yoda, uno de los protagonistas de la saga Star Wars. De “Las guerras de la galaxias” también han trascendido: “Yo soy tu padre”.

Una de las películas románticas más taquilleras “Titanic” inmortalizó a Leonardo DiCaprio cuando gritó “¡Soy el rey del mundo!“. Del mismo modo, la ganadora del oscar

Forrest Gump, personaje interpretado por Tom Hanks, dijo la inolvidable: “Mi mama siempre decía La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar”.

Más de una persona habrá repetido la famosa frase de Michael Corleone: “Voy a hacerle una oferta que no podrá rechazar” en el film “El Padrino”.

La ganadora del oscar a mejor película, Gladiador, también tiene una frase para el recuerdo: “Cuando un hombre atisba su fin quiere saber que su vida ha tenido algún sentido“.

Del género acción, es indispensable hablar de James Bond y la recordada “Mi nombre es Bond, James Bond“.

Por otra parte, Mel Gibson interpretando a William Wallace gritó “¡Pueden quitarnos la vida, pero jamás, nuestra libertad!” inmortalizando la frase ganadora de los premios de la academia “Corazón Valiente”.

Las películas de suspenso también han heredado frases célebres. Un claro ejemplo es “Todos nos volvemos locos alguna vez” del clásico “Psicosis” o “Veo gente muerta” de “Sexto Sentido”.

Quien haya deseado conocer el futuro, sin duda, ha repetido más de una vez “Allí a donde vamos no necesitamos ruedas” de la visionaria “Volver al Futuro”.

Así como estas frases, podemos encontrar miles. El secreto de las frases en las películas es una táctica para poder recordar al personaje y a la película. Y tú ¿qué frase recuerdas?