Hablar del cine en el Perú es remontarse a la primera proyección de un filme usando el cinematógrafo de los hermanos Lumiere en febrero del año 1897 en lo que habría sido la Confitería Jardín Estrasburgo, hoy, el Club de la Unión.

Las primeras proyecciones, como era de esperarse, fueron únicamente para la clase alta de la sociedad limeña de aquel tiempo. Las filmaciones mostraban paisajes foráneos, sin embargo, ya para 1899 se filmarían las primeras imágenes del Perú. No obstante, tiempo después, las proyecciones llegarían a los lugares un tanto alejados de la aristócrata Lima de aquel tiempo.

Hoy el cine peruano ha levantado vuelos inesperados hasta alcanzar las soñadas nominaciones a los premios Oscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

La Teta Asustada, de la joven directora Claudia Llosa, alcanzó lo que ninguna película peruana había conseguido antes, estar nominada en la categoría de “Mejor Película Extranjera”, un premio al cual pocos directores siquiera aspiran.

Sin embargo, el séptimo arte peruano ha sido testigo de un crecimiento cinematográfico vertiginoso e importante en los últimos años. Desde la primera película peruana de ficción llamada Negocio al Agua (1913) hasta la última llamada Contracorriente del director Javier Fuentes León, pasando por las inolvidables adaptaciones de las obras de Mario Vargas Llosa: La Ciudad y los Perros y Pantaleón y las visitadoras; las historias del famoso asaltante: Django; dramas como Mariposa Negra; comedias de estilo juvenil como Mañana te Cuento; la semblanza del soldado en Días de Santiago; la mofa de una sociedad en Dioses, también de Josué Méndez; Tarata y Paloma de Papel del joven Fabricio Aguilar hasta llegar entre muchas otras faltantes al Acuarelista.

El cine en nuestro país ha venido creciendo por decirlo de alguna manera a pasos agigantados, no obstante, los actores, directores y los dedicados a este oficio siguen en la brega por reclamar mejores condiciones y apoyo por parte del gobierno a quien se le exige que vele por el desarrollo de las producciones nacionales y el mantenimiento de la cultura cinematográfica en nuestro país. Si bien hoy en Lima se llevan a cabo festivales internacionales de cine falta aún la difusión suficiente para que en las universidades se impartan carreras de cinematografía la cual se imparte en escasas universidades de la capital.

Entre las mejores películas peruanas encontramos a:
• Días de Santiago
• Doble juego
• Coraje
• Alias la Gringa
• Paloma de papel
• La prueba
• El acuarelista
• Pasajeros
• Ciudad de M
• Mañana te cuento
• Django
• La teta asustada
• Madeinusa
• No se lo digas a nadie
• La boca del lobo
• La ciudad y los perros
• Bajo la piel
• Detrás del Mar
• El destino no tiene favoritos
• Tinta Roja
• Imposible Amor
• Chica tu Madre
• Contracorriente