Actualmente es muy común escuchar que en la producción de una película se suelen gastar cifras astronómicas de dinero, saber que una nueva cinta de estreno tiene un costo de 50 millones de dólares no resulta descabellado para productores y público ya que las ganancias a nivel mundial muchas veces pueden llegar a presentar ganancias que cuadriplican rápidamente la cifra original. Por todo esto, resulta mucho más loable saber que una película cuenta con un presupuesto ínfimo y que con ello se lograra un buen trabajo final, por ello mismo conozcamos algunos cuantos casos al respecto.

Entre las películas más baratas de la historia del cine encontramos a:
Napoleon Dynamite con un costo de 316,000 euros
Once con un presupuesto de 130,000 euros
Clerks con un presupuesto de $27,000 dólares
Garganta Profunda con un costo de $ 25,000 dólares
The Blair’s Witch Project con un costo de $22,000 dólares
Eraserhead con un presupuesto de $ 20,000 dólares
Paranormal Activity con un costo de $11,000 dólares
El Mariachi con un presupuesto de $7,000 dólares
La fiesta con un costo de 6,000 euros
Colin con un presupuesto de $50 dólares
Sueños y Drogas con un presupuesto de 26 euros