Calle, sabor y mucha letra es lo que resumiría al género del reggaetón. El «padre» y «filósofo» del reggaetón, el cantante puertorriqueño Vico C, afirma que este ritmo no solo motiva a la gente a bailar eróticamente, también ha hecho que muchos latinoamericanos marginados se identifiquen con él. De ahí que muchos fanáticos del reggaetón se sientan atraídos por la música de Tego Calderón: en sus letras trata temas como el racismo, la vida en la calle, desigualdades sociales y guetos puertorriqueños.

Tegui Calderón Rosado, más conocido como Tego Calderón, nació en Puerto Rico el 1 de febrero de 1972 en el seno de una familia acomodada pero vivió cerca de Carolina y en Miami, Florida. Influenciado por la salsa y los ritmos de la música antillana como la de Ismael Rivera lo mismo que el jazz, Tego Calderón estudió percusión, luego tocaría la batería con el grupo Escolquer. Años más tarde, en 1988 mientras vivía en Miami, encontró fascinación por el rap lo que lo llevaría a adentrarse en ese mundo y a alejarse de su anterior agrupación para luego, finalmente, crear su propio ritmo y estilo en donde combinaría los sonidos característicos de la salsa, el dancehall y el rap.

Las profundas tradiciones africanas de su pueblo natal y su experiencia en la cárcel propiciaron un caudal de inspiración para este artista en cuyas canciones refleja sus más profundo sentimientos y esfuerzos por hablar a los jóvenes sobre los peligros y maldades que pululan en las calles.