Sandro de America: El Elvis Sudamericano

Si el mundo anglosajón tuvo a Elvis Presley, Latinoamérica tuvo a Sandro. Este genial músico de Argentina, proveniente de las filas del rock n roll y consagrado como uno de los más grandes exponentes de la balada romántica latinoamericana, conquistó a toda América con sus canciones, y abrió un nuevo camino para las futuras generaciones de músicos en el continente.

Si bien fueron sus baladas románticas las que lo posicionaron como un ídolo de multitudes, Sandro fue también un precursor del rock en nuestra lengua. Su admiración por Elvis lo inició en el mundo de la música con su banda Los de Fuego. Ahí nacieron su galantería y sus atrevidos movimientos.

Su éxito fue siempre en aumento. Junto a Leo Dan, Nino Bravo o Leonardo Favio, Sandro llevó a este género hacia su cúspide. Su música lo llevó a dar conciertos multitudinarios, como el que dio en el Madison Square Garden de Nueva York, y a vender millones de discos a lo largo del continente. Sandro se convirtió en todo un fenómeno que rápidamente dio el salto hacia el cine. Protagonizó decenas de películas, en las cuales también se encargó de la banda sonora. Ahí se masificó su apelativo de “gitano”, ya que su familia paterna provenía de Hungría.

Todo este éxito lo llevó a ser conocido como Sandro de América. Un nombre que describe perfectamente a este hombre que conquistó a todo un continente. Su muerte, el 4 de enero de este año, causó conmoción e hizo llorar a multitudes. Pero Sandro de América, la leyenda, seguirá por siempre viva.