No cabe duda de que el cine ya no es lo que era en sus inicios. La tecnología ha ido convirtiéndose en un elemento cada vez más importante dentro del séptimo arte. Esto debido a que a medida de que el tiempo ha ido pasando, se han logrado muchas mejoras visuales gracias a ésta herramienta.

Fruto de esta revolución tecnológica conocemos lo que es el cine en 3D, que va desde pequeñas secuencias, que serían imposibles de realizar en la vida real, hasta largometrajes realizados íntegramente bajo dicha técnica. Sin embargo, este nuevo entorno digital y computarizado ha presentado mejoras no sólo en la realización, sino también en la proyección. Las salas de cine 3D parecen haber invadido todo el planeta, en éstas se utilizan los conocidos lentes 3D por medio de los cuales el espectador tiene la impresión de sentir la noción de profundidad de la imagen gracias al sistema de proyección múltiple de dichas salas.

Avatar” es el ejemplo más gráfico de esta nueva revolución del cine en 3D, utilizando dicha tecnología para digitalizar las acciones y proyectarlas en salas 3D, James Cameron nos ofrece una de las experiencias más envolventes de cine 3D de los últimos años. No en vano “Avatar” se ha convertido en la película más taquillera de toda la historia del cine, superando a la obra del mismo director: “Titanic”.

Sin embargo, y para dicha del público, esto es solamente el inicio de una larga serie de superproducciones cinematográficas, el cine 3D debido a su versatilidad no tiene barreras, puede materializar lo inmaterializable y brinda libertad creativa absoluta a los realizadores. Los próximos estrenos para el 2010 en 3D son “Alicia en el País de las Maravillas”, dirigida por el visionario Tim Burton y con las participaciones de Johnny Deep y Anne Hathaway. También se estrenará “Como entrenar tu Dragón”, entretenida y singular historia épica sobre vikingos y dragones. Está basada en una novela de Cressilda Cowell. Por otro lado, este años también se estrenará la cuarta entrega de “Shrek”, el ogro más carismático del cine llega con su cuarta película en formato 3D y promete seguir arrancando carcajadas a grandes y pequeños tal y como lo hicieron sus primeras entregas.

Finalmente, este año también se estrenará la tercera parte de “Toy Story”, siendo ésta la primera película animada realizada en 3D, es decir fue la “primera película 3D en su totalidad”, allá por el lejano año de 1996.