Dentro del rock, nunca existió un subgénero que produzca tantos seguidores como el Heavy Metal, caracterizado por presentar ritmos potentes de batería, riffs densos logrados gracias a la distorsión de las guitarras y un bajo notoriamente pronunciado y grave.

Se menciona en muchas ocasiones que la mayor influencia que ayudó a la creación del Heavy Metal como género dentro del rock fueron los primeros riffs potentes que fueron utilizados en la década de los 60 por parte de bandas como The Kinks (en su clásico tema You Really Got Me), Butterfly, Cream o el trabajo de grandes guitarristas de hard rock como Pete Townshend de The Who o Jeff Beck. Todos estas potentes influencias formarían la base primaria del Heavy Metal.

Entre las mejores bandas de Heavy Metal de todos los tiempos encontramos a Meshuggah, Mercyful Fate, Alice in Chains, Uriah Heep, Pantera, Thin Lizzy, Kyuss, Guns N´ Roses, Kiss, Dio, Robin Trower, Rush, Spinal Tap, Deep Purple, Slayer, Iron Maiden, Motorthead, Aerosmith, Judas Priest, Motley Crue, Metallica, Jimi Hendrix Experience, Van Halen, AC/DC, Led Zepellin y Black Sabbath.